03 septiembre, 2006

EL PAYASO TONTO Y EL PAYASO LISTO

¿Quién es más tonto? ¿El que todos los días repite machaconamente que 2 más 2 son 5, ó el que le sigue la corriente y discute todos los días con él explicándole que son 4?. Esta comparación sirve para describir el panorama de la política nacional de los dos últimos años.
A todos nos ha caido siempre mejor de pequeños el payaso tonto y torpe que el payaso listo, resabidillo y redicho que constantemente le corrige. Este "síndrome del payaso listo" es lo que le puede estar pasando en los últimos años al bueno de Mariano Rajoy y, por extensión, al Partido Popular y al centro derecha español.
Hoy la actuación de este circo que es la política española no consiste en la discusión entre el payaso tonto y el listo sobre si 2 más 2 son 4 ó son 5. Consiste en el no menos absurdo debate de discutir si España es una Nación o una suma de regiones, nacionalidades y naciones federadas, confederadas o arrejuntadas.
Nuestra Constitución es muy clara: España es una Nación. Dentro de esta nación existen territorios, a los que denomina nacionalidades, y a los que distingue con este nombre porque parte de la población que lo habita tiene, por motivos históricos, lingüísticos, culturales, etc un sentimiento de pertenencia a ese territorio más arraigado y profundo que los que poseen los españoles de otras regiones.
Todo está bastante claro. Así lo ven una amplia mayoría de españoles cuya tranquilidad respecto a la cuestión nacional no descansa en el pasotismo sino en el convencimiento de que toda la verborrea de la clase política (de un lado y de otro) no es capaz de destruir lo que es una realidad desde hace cientos de años: la realidad de España como Nación, y como Nación rica y plural.
Este lunes comienza un nuevo curso político. Una gran mayoría de españoles desea que el líder de la oposición y el P.P. (única alternativa seria a este gobierno incompetente) deje de seguir asumiendo el papel de "payaso listo", deje de explicarnos todos los días que España es lo que la mayoría ya sabemos que es, deje de explicarnos hasta el hartazgo que 2 más 2 son 4, y se ocupe de los problemas reales de los españoles, ya que el Gobierno no lo hace. La inmigración, la inseguridad, el paro, la precariedad salarial, el IPC, el precio de la vivienda, las prestaciones sociales... son los temas que verdaderamente preocupan a los españoles y, en comparación con la cuestión nacional-territorial, ocupan un tiempo muy limitado en el discurso de los políticos.
La defensa de España como Nación es importante, pero el Partido Popular no debe dedicar ni un solo minuto más del necesario a esta cuestión y sí muchos minutos más a las cuestiones que verdaderamente afectan a la vida cotidiana de los españoles. Esta postura ayudará a regenerar la confianza ciudadana en una clase política a la que ven alejada de sus preocupaciones reales y preocupada por asuntos que a la mayoría de los españoles no nos inquietan ni nos quitan el sueño porque creemos más en la solidez de España y en la validez de nuestra Constitución que la propia clase política.


1 Comments:

Blogger GANA LA CORUÑA said...

El blog pide disculpas al autor del mensaje que comentaba este post y que involuntariamente he borrado. Le invito, si lo desea a volver a insertarlo, ya que no es posible recuperarlo.

1:59 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home

posicionamiento en buscadores